Intervención del Presidente del Gobierno ante el Congreso de los Diputados

El Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en respuesta a la pregunta formulada por el Diputado Josep Antoni Duran i Lleida (del Grupo Parlamentario Catalán, Convergencia i Unió), durante su intervención ante el Congreso de los Diputados, el 23 de noviembre, detalló algunos de los principales objetivos que se desarrollarán en la Cumbre Euromediterránea de Barcelona, los 27 y 28 de noviembre.

Josep Antoni Duran i Lleida: ¿Qué objetivos defenderá, señor Presidente del Gobierno, en la próxima Conferencia Euroemditerránea?

José Luis Rodríguez Zapatero: Gracias, señor Duran, por su pregunta. En efecto, la Cumbre que vamos a celebrar en Barcelona los próximos días 27 y 28 de noviembre supone el intento de revitalizar política y económicamente el Proceso de Barcelona, inaugurado precisamente bajo Presidencia española en 1995. Estamos convencidos de que tanto la declaración que apruebe la Cumbre como, lo que es más importante, el plan de trabajo para los próximos cinco años, confirmarán y profundizarán los compromisos políticos y económicos de la Declaración de 1995, ampliándolos a áreas específicas de gran importancia como inmigración, interior y justicia, con el objetivo prioritario de promover la democracia, los derechos humanos, la cohesión social, el libre mercado y, ante todo, la participación de la mujer en la vida educativa, social y laboral. En este sentido, apoyaremos de manera concreta el objetivo de crear una gran zona de libre cambio Euromed para el año 2010, la creación de un instrumento financiero de vecindad suficientemente dotado por la Unión Europea, la continuidad de la facilidad del Banco Europeo de Inversiones para el Mediterráneo sur, así como la apertura de nuevas líneas de crédito específicas para el sector privado. Y le puedo confirmar al señor Duran, respondiendo a su inquietud, que el Gobierno de España va a defender una nueva institucionalización de lo que representa el Proceso de Barcelona y la relación entre la Unión Europea y el Mediterráneo. Estamos convencidos de que una nueva estructura —una secretaría general, un responsable concreto— para la gestión, el desarrollo, la aplicación y el impulso de esas políticas de integración entre Europa y el Mediterráneo, para superar la brecha de desarrollo económico y social, sería, sin duda alguna, una palanca determinante y decisiva. Por tanto, puede contar con mi compromiso de defender eso, y estoy convencido de que esa defensa inicial abrirá el paso para lo que representará un nuevo impulso desde la perspectiva de una estructura institucional para el ámbito del área euromediterránea. Muchas gracias.