"El Mediterráneo propicia el acercamiento entre los pueblos"

Entrevista del Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, acerca del Proceso Euromediterráneo.  

 

El Presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, concedió en junio de 2005 una entrevista a la revista “afkar/ideas”, publicación española distribuida en Europa y el ámbito del Magreb, en la que analizó en profundidad la situación actual del Mediterráneo y del Proceso de Barcelona. A continuación, extractos de la entrevista.

 

 

EL MEDITERRÁNEO

“(...) los complejos desafíos políticos, económicos, sociales y culturales que hoy se presentan en esta zona, y que afectan de lleno a nuestros intereses y a nuestro futuro mismo, hacen necesario que España haga una política exterior dinámica y eficaz en el Mediterráneo, tanto en el plano bilateral como en la esfera multilateral”.

LA ASOCIACIÓN EUROMEDITERRÁNEA

“(...) Aunque desde ciertas instancias se cuestionen los logros del Proceso de Barcelona, nadie pone en duda la validez de los objetivos y métodos del partenariado euromediterráneo. El marco creado en Barcelona se ha convertido en una referencia insustituible. Ni un solo Gobierno participante, ni siquiera los que viven más de cerca las tensiones de Oriente Medio, ha cuestionado su presencia en el proceso euromediterráneo. Durante años ha sido el único foro regional en el que Israel y la Autoridad Palestina, Siria y Líbano compartían mesa (...)”.

LA POLÍTICA DE VECINDAD EN EL MEDITERRÁNEO

“(...) El Proceso de Barcelona se enriquecerá gracias a ese nuevo instrumento que es la política Europea de Vecindad. Con ella, los socios se beneficiarán del gran mercado euromediterráneo. Sin que debamos abandonar en absoluto el proceso de cooperación y diálogo multilateral hoy existente (...)”.

LA ALIANZA DE CIVILIZACIONES EN EL MEDITERRÁNEO

“(...) La conexión con el Mediterráneo es evidente porque se trata de un ámbito que propicia el acercamiento entre los pueblos ribereños. Sin embargo, de no mediar una acción decidida por parte de todos, este mar podría transformarse en una barrera infranqueable. Creo que el Mediterráneo encarna, mejor que ninguna otra zona en el mundo, los riesgos inherentes a un conflicto de civilizaciones y, al mismo tiempo, las enormes potencialidades de una Alianza. Está en nuestras manos decidir si queremos para el futuro un mar que nos una o que nos separe (...)”.

ORIENTE PRÓXIMO

“(...) Después de cuatro años de Intifada, la tendencia se ha invertido. En el proceso de paz prevalece hoy un clima de optimismo pero también de prudencia. En esta situación han influido diversos acontecimientos, como la elección del presidente Mahmud Abbas, la aprobación definitiva por parte de la Knesset israelí del Plan de Desenganche de Gaza, la Conferencia de Londres sobre Palestina y los renovados esfuerzos de la comunidad internacional por contribuir política y económicamente  al proceso (...)”.

“(...) Desgraciadamente hay que ser prudentes porque aun hay brotes de violencia, continúa la ocupación militar de los territorios, y los acuerdos de Sharm el Sheij no se aplican con la rapidez que todos desearíamos (...)”.

“(...) Las medidas de confianza deberían ser, como establece la Hoja de Ruta, el primer paso para que palestinos e israelíes vuelvan a la mesa de negociaciones en busca de un acuerdo definitivo sobre el estatuto final y sus elementos definitorios: las fronteras, los refugiados y Jerusalén. Apoyamos el liderazgo del Cuarteto en este ejercicio y mantenemos un diálogo permanente con las dos partes y con los miembros más relevantes de la comunidad internacional”.

“Por otro lado, el Gobierno español ha aumentado la cooperación con los Territorios Palestinos, prioridad absoluta en Oriente Medio, con un significativo incremento de programas en las áreas claves de seguridad, con un programa de equipamiento de la policía palestina por valor de 10 millones de euros; de buen Gobierno, colaborando en la elaboración de la Constitución y en las reformas institucionales, y de la Economía, con numerosos proyectos de cooperación y un programa de microcréditos de 30 millones de euros. Conviene recordar que el compromiso español con el pueblo palestino es un compromiso a largo plazo, y que en el año 2004 se ejecutaron proyectos y acciones por valor de más de 15 millones de euros, un 38% más que la media de los años anteriores, entre 2001 y 2003”.

“Después de tantos años, palestinos e israelíes se merecen una paz justa. Por ello, el Gobierno español no escatimará esfuerzos para que este nuevo clima de esperanza tenga los resultados a largo plazo que todos deseamos”.

EL MAGREB

“El Gobierno de España, en su diseño de la política exterior, tiene muy presente el carácter estratégico del Magreb, región que plantea desafíos globales de todo tipo pero también grandes oportunidades de entendimiento, cooperación y progreso, favorecidas por la proximidad histórica, cultural y geográfica de España, nuestro nivel de conocimiento mutuo privilegiado y la existencia de unos lazos ya consolidados”.

“El Gobierno ha definido una política global que se lleve a cabo -tanto en el contexto bilateral como multilateral- en foros como el Diálogo 5 + 5 o el Foro Mediterráneo y, sobre todo, en el marco de referencia del Proceso Euromediterráneo de Barcelona, que pronto cumplirá su décimo aniversario”.

“En el marco bilateral, España ha consolidado los lazos de amistad y cooperación con cada uno de estos países, intensificando los contactos a todos los niveles para promover nuestros intereses comunes -políticos, económicos, culturales y de seguridad-. Estoy convencido de que apoyar la prosperidad y el desarrollo de nuestros vecinos del sur redundará ineludiblemente en un mayor grado de estabilidad en toda la cuenca mediterránea, lo que será bueno para todos; para nosotros también”.

“Creo que tanto Marruecos como Argelia comprenden que la intensificación de sus contactos es bueno para ambos. Para nosotros son dos países amigos y estratégicos y por eso vamos a ser un socio fiable y próximo. Hemos fomentado la aproximación entre Argelia y Marruecos para reactivar el tan necesario proceso de integración magrebí. Hay signos alentadores sobre la mejora de relaciones entre estos dos países, entre ellos la visita que el Rey de Marruecos hizo a Argelia y la supresión de visados para sus respectivos ciudadanos, lo que hace concebir esperanzas para una próxima apertura de fronteras”.

“En cuanto al problema del Sahara, el Gobierno de España está en una actitud muy activa porque se trata de un conflicto que no sólo es un obstáculo para la integración del Magreb sino que prolonga el sufrimiento del pueblo saharaui. España no tiene una “fórmula mágica” de solución de este problema que dura ya más de 30 años, pero somos conscientes de que podemos ejercer cierta influencia dada la interlocución privilegiada que mantenemos con las partes, con Marruecos y con el Frente POLISARIO, y también con otros países concernidos, sobre todo Argelia. Consecuentemente, nos hemos comprometido a trabajar con dinamismo a favor de una solución política consensuada, justa, definitiva y acorde con la legalidad internacional”.

MARRUECOS

“Las relaciones con Marruecos son de una enorme riqueza y complejidad. (...) Hoy día, nuestra política marroquí tiene un enfoque global y una voluntad de avance en todos los ámbitos, todo ello con un espíritu de confianza y entendimiento mutuos (...)”.

ARGELIA

“Es evidente que las relaciones hispano-argelinas están gozando de un excelente momento y que se están produciendo importantes visitas de alto nivel en uno y otro sentido (...) Además de la intensificación del diálogo político, se ha reforzado la cooperación en materias como la seguridad, la justicia, la inmigración irregular y el ámbito económico (...)”.

TERRORISMO

“(...) el fortalecimiento de la cooperación policial y judicial ha cobrado una importancia extraordinaria. El terrorismo se ha convertido en un fenómeno transnacional y, por lo tanto, en una amenaza común que exige soluciones compartidas. Este planteamiento es plenamente asumido por los países del norte de África con los que estamos trabajando conjuntamente. Los resultados de nuestra cooperación son muy positivos. Se han multiplicado los intercambios de información y nuestra acción concertada ha resultado en una mayor seguridad preventiva y en una mayor eficacia de la Justicia en la lucha contra los terroristas”.